Glosario

A B C E H I M P R S

Este espacio procura ofrecer un glosario de términos que sirva de ayuda para comprender mejor los principales conceptos relacionados con la Inteligencia emocional.

Progresivamente, sin ánimo de ser exhaustivos y sí selectivos, se irá completando esta relación de términos, así como la definición de cada uno de ellos.

En algunos casos, se especifican las referencias bibliográficas que han sido utilizadas para el apunte terminológico. Los datos completos de dichas obras se encuentran recogidos en la sección de Documentación.

A

Afecto

Es una de las tres esferas de la actividad mental (Motivación, Cognición y Afecto), abierta y concernida por emociones, estados de humor y otros estados sentimentales asociados, tales como el ánimo y el cansancio (Mayer y Salovey, 1997).

Los afectos, a juicio de José Antonio Marina (1997: 81), se manifiestan en el universo de la acción, en el vivir, y servirían de «eslabón consciente en la cadena de la motivación» ♦

 

Aprendizaje a lo largo de toda la vida

Actividad de aprendizaje permanente, que se realiza a lo largo de toda la vida con el objeto de mejorar los conocimientos, las competencias y las aptitudes. Y esto con una perspectiva personal, cívica, social o, más particularmente, relacionada con la dimensión profesional ♦

 

Aprendizaje emocional y social

Proceso mediante el cual los niños y niñas, así como las personas adultas, adquieren los conocimientos, actitudes y las habilidades necesarias para reconocer y gestionar sus emociones, demostrar interés y preocupación por las demás personas, formar buenas relaciones, adoptar decisiones responsablemente y afrontar los desafíos de manera constructiva ♦

 

Asertividad

Es la capacidad para defender y afirmar nuestros derechos legítimos, mediante la expresión de nuestras convicciones, ideas, creencias y sentimientos sin herir, dañar o perjudicar a las demás personas.

Requiere un estado de equilibrio y autoconfianza; es una vía para enfrentarse a las manipulaciones y arbitrariedades, y comporta un código de relaciones de respeto recíproco ♦

 

Autoconcepto

Se trata de un atributo complejo y dinámico sobre la imagen que una persona tiene sobre sí misma.

Se configura a lo largo de la experiencia, a través de la interpretación de cada persona y de las imágenes proyectadas por las demás.

Se retroalimenta positiva o negativamente en la interacción social, en los intercambios de imágenes y apreciaciones, en el feedback, y en el procesamiento personal de todo ello.

El autoconcepto (la imagen del yo) mantiene una relación directa con la autoestima ♦

 

Autoestima

Responde al proceso de autoevaluación que realiza una persona.

Esta autoapreciación, para que sea equilibrada, necesita que la persona sea consciente de las virtudes y defectos propios, y considere lo que piensan y sienten las demás personas de su entorno.

Como constructo final, la autovaloración, determina la experiencia de vida y las relaciones interpersonales de cada persona ♦

 

Autorregulación

Es la capacidad para modular nuestra experiencia emocional, y ajustarla u orientarla, con los recursos personales disponibles, a los objetivos y la estrategia establecida.

El autocontrol se basa en el reconocimiento de nuestras emociones y en el sentido para gestionarlas ♦

 

subir

B

Bienestar subjetivo

Se asocia al grado y al tipo de satisfacción positiva de cada persona con su vida, valorada globalmente.

Posee componentes diversos: psicológicos, fisiológicos y sociales. Y en ocasiones se relaciona con el concepto de felicidad ♦

 

subir

C

Cognición

Genéricamente, se concibe como la facultad o la actividad mental que permite el procesamiento de información y, de esta manera, la generación de conocimiento.

Vendría a ser una de las tres esferas de la actividad mental, junto con la Motivación y el Afecto. Y estaría relacionada con el aprendizaje, el pensamiento, el juicio, la memoria y otras formas de elaboración mental (Mayer y Salovey, 1997) ♦

 

Competencias

Supone la conjugación de conocimientos, capacidades y actitudes adecuadas para intervenir satisfactoriamente sobre el contexto.

Las que cabe considerar como competencias–clave serían las decisivas para la realización y crecimiento personales, así como para participar en la ciudadanía activa, el empleo y la inclusión social ♦

 

Consulta colaborativa

Relación cooperativa entre dos profesionales, generalmente de distintos campos.

A esta relación también se la llama relación triádica porque, aplicada al mundo de la educación en este caso, además del consultor (especialista) y el mediador (profesor), existe una tercera persona (alumno) a la que va dirigida la acción del mediador.

La colaboración entre el consultor y el mediador contribuirá a mejorar las competencias del mediador (profesor) en sus relaciones con los alumnos y a desarrollar habilidades para que sea capaz (el mediador o profesor) de resolver por sí mismo problemas similares en el futuro (Álvarez, 2001) ♦

 

subir

E

Educación Emocional

Proceso educativo destinado a potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo.

Ambos se configuran en fundamentos de la personalidad integral.

El aprendizaje de conocimientos y habilidades sobre las emociones posibilita capacitar al individuo para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana, y, de este modo, aumentar su bienestar biológico, psicológico y social (Bisquerra, 2000).

La competencia emocional de cada persona se erigiría en el objetivo básico de las iniciativas educativas programadas en este ámbito ♦

 

Emoción

Se trata de un fenómeno psicofisiológico que se produce ante estímulos externos o ambientales, así como ante estímulos o procesos internos.

En función de su naturaleza, de las experiencias previas y de la personalidad de quien la vive, provoca reacciones o modos de adaptación de carácter subjetivo, fisiológico, cognitivo y expresivo.

Suele distinguirse su orientación o signo (positivo o negativo), sus componentes cualitativo y cuantitativo (su magnitud, grado o intensidad) ♦

 

Empatía

Concepto medular para el ejercicio de la Inteligencia emocional.

Puede entenderse como la capacidad cognitiva de una persona para reconocer los signos y señales expresivas de otra persona: sus emociones; para comprender y compartir su estado sentimental, y para responder satisfactoriamente a sus necesidades sin renunciar a su propia identidad.

Exige y supone la percepción y el reconocimiento de la Otredad; el sentido de la escucha activa y del compromiso, y facilita la interacción: las relaciones altruistas y de cooperación ♦

 

subir

H

Habilidades sociales

Son destrezas necesarias para desenvolverse socialmente de manera adecuada y competente.

La capacidad para comunicarse con criterio, dominio de los códigos, empatía y sentido del autocontrol, se fundamenta en el eje de las habilidades sociales.

Su conocimiento puede aprenderse o perfeccionarse a lo largo de toda la vida ♦

 

subir

I

Inteligencia-s

Posee una naturaleza pluridimensional, de acuerdo a sus manifestaciones diversas.

Con esta pluralidad, podría ser considerada como la capacidad para comprender y afrontar satisfactoriamente la realidad; para procesar y analizar la información; para resolver de un modo adaptativo las dificultades y los problemas, tanto teóricos como prácticos, que se nos presentan en el día a día, y asimismo, como la capacidad para idear y crear.

Etimológicamente, nos remitiría a quien sabe elegir ♦

 

Inteligencia emocional (IE)

Se concibe como la capacidad de las personas para percibir y considerar las emociones y los sentimientos de modo apropiado y preciso; el sentido para valorarlos y asimilarlos; la destreza para expresar un estado emocional; la habilidad para comunicar: acceder y/o generar sentimientos que promuevan la cercanía y la interacción; el criterio para analizar las situaciones anímicas y regular reflexivamente las emociones de forma que favorezcan el crecimiento emocional e intelectual (Mayer y Salovey, 1997) ♦

 

subir

M

Motivación

Estaríamos ante una de las tres esferas de la actividad mental, junto a la Cognición y el Afecto. Concierne a impulsos básicos y a metas más complejas, como el mantenimiento de la amistad o el logro del poder (Mayer y Salovey, 1997).

Las razones o factores sobre los que basa la motivación resultan también difíciles de abarcar y discernir. La capacidad para motivarnos y motivar a las demás personas se sustenta en una de las habilidades emocionales que participaría de la Inteligencia intrapersonal (automotivación) y de la interpersonal (dirigida a otros individuos) ♦

 

subir

P

Prevención primaria

Conjunto de actividades destinadas a la ciudadanía, que son diseñadas y puestas en marcha antes de que se generen los problemas (proactiva).

Dichas actividades se centran en los determinantes, es decir: en las situaciones ambientales o procesos sociales que provocan los problemas, con el fin de reducir su incidencia en la población (Sánchez Vidal, 2007) ♦

 

Proactivo

Modo de actuar antes de que se haya generado un problema y las consecuencias de éste.

Comporta una perspectiva que se proyecta mediante la previsión y la anticipación de las situaciones o escenarios que se desean evitar o crear.

Si se interviene sobre asuntos de dimensión humana, el conocimiento de la Inteligencia emocional será determinante ♦

 

subir

R

Reactivo (o retroactivo)

La intervención en este caso se plantea tras la identificación o manifestación del problema.

El espacio de trabajo se centra más en las consecuencias que en las causas y en la forma de eludir o reducir los riesgos de que se produzca ♦

 

Resiliencia

Es la capacidad personal para sobreponerse a períodos o situaciones de sufrimiento.

Convive con la experiencia de la fragilidad humana hasta alcanzar la entereza frente o tras el dolor.

Esta capacidad de resistencia le permite a la persona adaptarse y superar circunstancias que pueden ser sumamente adversas.

El resultado permite hablar en ocasiones de un proceso por el que la persona resiliente logra transformarse y salir fortalecida de una experiencia dolorosa ♦

 

subir

S

Sentimiento

Puede considerarse como el estado de ánimo o estado psíquico que sigue a la emoción, su consecuencia directa.

Se trataría de un estado afectivo más estructurado, complejo y estable que la emoción, pero menos intenso: presenta una menor implicación fisiológica.

Su duración es mayor que la emoción y se caracteriza por el elevado contenido cognitivo que ofrece (Vallés y Vallés, 2003) ♦

 

subir