Portada
Portada Céline Álvarez y la transformación del aprendizaje

Céline Álvarez y la transformación del aprendizaje

La pedagoga Céline Álvarez (Argenteuil, Francia, 1983) es la autora del libro «Las leyes naturales del niño: la revolución de la educación en la escuela y en casa». En esta obra expone su experiencia, iniciada el año 2011, en un centro de Educación Infantil de Gennevilliers, municipio del noroeste de París perjudicado por desigualdades sociales y económicas. C. Álvarez se planteó propiciar las condiciones para el crecimiento de la «brújula interior» de cada niño: su curiosidad, motivación y entusiasmo. Los resultados obtenidos fueron excelentes en cuanto al aprendizaje y el desarrollo de la inteligencia, así como al bienestar generado. Confirmaron sus tesis. Entre estas, la idea de que la práctica de la empatía es crucial: en niños y adultos. Y su confianza en la gestión emocional (con la ayuda de las palabras) para resolver conflictos.

La concepción pedagógica de Céline Álvarez está vinculada estrechamente a la figura y las ideas renovadoras, en su día, de la educadora italiana Maria Montessori (1870−1952). En buena medida, los trabajos de C. Álvarez se alimentan de las pautas del método Montessori.

Con esas claves, y las bases procedentes de la Neurociencia, puso en práctica en 2011, durante tres años, su modelo pedagógico. Y lo hizo en la escuela pública: un centro de Educación Infantil de Gennevilliers, localidad próxima a París. Trabajó en una zona socialmente desfavorecida, con una clase integrada por 25 niños de 3 y 4 años.

Se trataba de estimular las capacidades innatas del niño; de propiciar su potencial cognitivo y afectivo, y de intentarlo en un ambiente «bien organizado» y gratificante.

Palabras a las emociones

Al cabo, como expone C. Álvarez en su libro: «La cooperación, la generosidad, el altruismo y el calor humano no deberían ser alternativas u opciones seductoras y oxigenadoras. Estos valores deberían ser el pilar de todo entorno que pretenda acoger y desarrollar la vida humana. La religancia positiva con el otro no es negociable, es la piedra angular del desarrollo individual y colectivo».

A juicio de la pedagoga, este tipo de valores fundamenta la salud, la inteligencia cognitiva y emocional, las cualidades morales y sociales, el entusiasmo, la empatía y la creatividad. Así lo argumenta en las páginas de su obra: «Las leyes naturales del niño: la revolución de la educación en la escuela y en casa», publicada por Aguilar este año 2017.

Asimismo, si desea aproximarse al pensamiento de Céline Álvarez, puede también leer entrevistas como la realizada por Lluís Amiguet, publicada en La Contra de La Vanguardia, el pasado 16 de diciembre: «De un conflicto se sale poniendo palabras a las emociones». El título ya subraya una de las ideas maestras de la pedagoga.

2017.12.29