Portada
Portada Los cerebros se «sincronizan» mientras conversamos

Los cerebros se «sincronizan» mientras conversamos

La actividad cerebral de dos personas que inician una conversación se ajusta de forma «sincronizada» y conjunta mientras escuchan y hablan. Esta «sincronización» cerebral entre dos individuos que dialogan por primera vez trasciende el lenguaje y se genera por la naturaleza interpersonal de la comunicación. Así lo ha probado una investigación neurocientífica del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), con sede en San Sebastián. El equipo que ha liderado este trabajo lo expone en un artículo publicado en la revista Scientific Reports: «Brain-to-brain entrainment: EEG interbrain synchronization while speaking and listening». El texto está firmado por los investigadores Alejandro Pérez, Manuel Carreiras y Jon Andoni Duñabeitia.

La interdisciplinariedad es una de las características definitorias del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL). De ello también participa el estudio desarrollado acerca de la comunicación verbal y la actividad del cerebro. Los elementos que intervienen: neurológicos, lingüísticos y de interacción personal, lo requieren.

El artículo «Brain-to-brain entrainment: EEG interbrain synchronization while speaking and listening», publicado en la revista Scientific Reports, del grupo Nature, describe lo investigado y los resultados obtenidos.

Los científicos Alejandro Pérez, Manuel Carreiras y Jon Andoni Duñabeitia han verificadola «sincronización» cerebral que se produce entre dos personas que conversan (hablan y escuchan). Esta conexión interpersonal se manifiesta a través de la actividad eléctrica del cerebro y queda registrada gracias a la electroencefalografía. Responde no solo a un acoplamiento sensorial (en función de los estímulos: lo que se oye y dice). Se origina también por aspectos consustanciales al propio hecho comunicativo, al proceso interactivo, a la disposición cooperativa de los sujetos, cuyos cerebros «se ponen a trabajar» simultánea y conjuntamente. Los ritmos cerebrales de los interlocutores se acompasan, más allá incluso de los mensajes intercambiados.

Propiciar la conexión

El estudio, orientado al conocimiento de las funciones cerebrales interrelacionadas, resalta las bases neuronales del lenguaje como práctica social. Y, asimismo, subraya la importancia que posee la naturaleza interactiva de la comunicación entre sujetos: entre cerebros individuales y autónomos, que de algún modo se «sincronizan», se reconocen, modulan y se adaptan empáticamente para propiciar la conexión.

A juicio de los investigadores del BCBL, la «sincronía» intercerebral puede erigirse en una vía interesante para la comprensión del lenguaje y el conocimiento de la comunicación interpersonal. Y, por extensión, puede ser útil para mejorar las experiencias comunicativas, especialmente en casos y situaciones que lo requieren.

2017.11.07